Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

Relevancia de la comunidad y la familia para una propuesta educativa coherente

Por Gustavo Vélez , Por Guzmán Caisamo , Por Marifelly Gaitán
Magisterio
11/07/2018 - 11:30
0
Foto de Raul Soto Rodriguez. Tomada de Flickr. Niños Cuna Tule de Antioquia, Colombia

La familia y comunidad son asuntos relevantes para garantizar una educación pertinente y con calidad que responda a las necesidades y aspiraciones de un pueblo, de manera que prepare a los estudiantes con conciencia crítica, identidad cultural, sentido de pertinencia para que sean capaces de relacionarse con las demás culturas indígenas y con la sociedad mayoritaria. Precisamente, desde el Sistema Educativo Propio (SEIP), impulsado por la Organización Indígena de Antioquia (OIA) promovemos los principios para consolidar una propuesta educativa Propia con pertinencia comunitaria: entre los principios destacados están: territorio, comunidad, producción, organización e interculturalidad bilingüe.

 En las comunidades indígenas de Antioquia, la educación debe cumplir una función socializadora, de transmisión de la cultura, enseñando a las nuevas generaciones los conocimientos, valores, actitudes y creencias de su grupo social para lograr su inserción en él. Pero, además, debe capacitar a los individuos para interactuar con el mundo moderno asumiendo la relación y el diálogo con otras culturas como un ejercicio intercultural permanente. 

Para lograr fortalecer la identidad en los contextos, las reflexiones sobre la educación y el papel de la escuela en la transmisión de la tradición se ha discutido en múltiples reuniones y se han hecho diagnósticos en relación con la calidad, con la cobertura, con la pertinencia de contenidos o con la necesidad de incluir proyectos educativos; sin embargo, la apropiación de una escuela en permanente construcción es tarea de la comunidad y no solo de los maestros. 

La educación con objetivos comunes: un compromiso de todos 

El Sistema Educativo Propia, desde su creación busca generar mecanismos de organización y viabilización del desarrollo propio, control, evaluación, acompañamiento y mejoramiento de los procesos educativos en las comunidades indígenas del departamento antioqueño. Lo anterior con el propósito de dar respuestas adecuadas a las expectativas, necesidades, realidades y especificidades comunitarias, armonizando la práctica educativa con estándares de calidad, cobertura y eficiencia, pero articuladas a lo establecido por las comunidades indígenas.

La meta, entonces, es caminar permanentemente hacia el fortalecimiento de los espacios naturales de decisión comunitaria en donde la escuela entra a ser un nuevo espacio que busca unir fuerzas para lograr el bienestar común, la pervivencia étnica, el fortalecimiento social y cultural y en últimas, el fortalecimiento de los planes de vida. 

Tejido de una comunidad educativa: resultado de un proceso

La comunidad educativa del SEIP-Antioquia está conformada por los Cabildos, autoridades tradicionales, líderes de las diferentes comunidades, docentes, padres de familia, estudiantes, médicos tradicionales, las mujeres, ancianas, ancianos, los jóvenes, niños, sabios y todos los integrantes de las comunidades. En este marco, la participación comunitaria es el eje fundamental del Sistema Educativo Indígena; por eso nos esmeramos por mostrar, a grandes rasgos, cómo se integran nuestras comunidades indígenas para lograr objetivos comunes.

 Comunidad Educativa

ANUNCIO
banner_magisterio_336x280_1.jpg

Fundamentados en las nociones anteriores, resignificamos el término “comunidad educativa”, más allá de la simple participación de los estudiantes, educadores, padres de familia, egresados, directivos docentes y administradores escolares en la dirección de un establecimiento educativa local, pues se considera que, para el logro de los objetivos planteados desde el SEIP, es necesario que la educación esté articulada a los planes de vida de los territorios indígenas. 

Funcionalidad y coordinación de la red comunitaria: impacto de procesos metodológicos propios 

Para lograr la articulación de las diferentes instancias comunitarias, en el proceso educativo, impulsamos procesos orientados a motivar la participación comunitaria mediante diversas estrategias como son: los recorridos territoriales, el encuentro de saberes, microcentros, asambleas de docentes, formación de docentes, asambleas comunitarias. Con la metodología de participación y corresponsabilidad, maestros y alumnos se hacen responsables frente a la comunidad de dinamizar el proyecto educativo de la institución de cara al proyecto educativo comunitario. El ejercicio de convivencia, de la solidaridad y de la responsabilidad social, entre otros, se hace también desde el escenario comunitario-escolar, en coherencia con los valores y principios de convivencia que rigen la familia y la comunidad indígena. 
En sintonía con lo expuesto, el maestro se define por su rol como educador y no por el hecho de ser un funcionario, entre sus responsabilidades se encuentra rescatar la necesidad por sacar la escuela del salón, llevarla al campo, involucrarla en los proyectos de la comunidad, además articular la escuela con la cotidiana y así, movilizar diferentes recursos humanos educativos que posee la comunidad. 

Prácticas y roles educativos de los integrantes comunitarios

 • Los padres de familia educan a sus hijos.

• Los mayores educan desde la historia, en la reflexión de la cultura.

• Los médicos tradicionales equilibran las energías en doble vía (adentro-afuera.

• Los líderes identifican alternativas y luchan ante las amenazas y debilidades

• Los cabildos frente a las comunidades son los responsables de estar atentos a las problemáticas que los amenazan y de ayudar a formular propuestas y a gestionarlas para que todos puedan solucionar sus necesidades. Se puede decir que los cabildos complementan el trabajo que hacen los líderes tradicionales, porque ayudan a los viejos y al general de la comunidad a comprender nuevas problemáticas externas y que en ocasiones sorprenden a las comunidades. 

• Los maestros en la escuela indígena tienen la misión de garantizar los aprendizajes que la cultura no puede brindar a sus niños y jóvenes porque son aprendizajes nuevos, necesarios para defenderse de los problemas que surgen en la actualidad y para saciar nuevas necesidades.

• Tanto el cabildo como la escuela y todos los nuevos liderazgos de producción, de salud y de la política se pueden ver como educadores que permiten establecer un puente, es decir que ayudan a comunicar el interior de la comunidad con el exterior con nuevas visiones, conocimientos y propuestas que vienen de fuera. conexión para destinar los recursos del Estado, las Instituciones, los comerciantes o cualquier institución externa; que está atento a todo lo que quiere entrar y que propicia que la comunidad reflexione y decida qué necesita de eso nuevo. 

• La misión del nuevo liderazgo es una misión muy delicada, estos nuevos líderes son los encargados de ayudar a las comunidades, junto con sus líderes tradicionales, a ver los peligros que desde fuera amenazan la vida, la cultura y la unidad del grupo.

• La tarea es hacer de la escuela un espacio donde se presente tanto el conocimiento tradicional como el conocimiento de la escuela convencional de conocimiento foráneo; se debe reconocer la importancia de los educadores tradicionales dentro del trabajo de la escuela.


Para conocer el documento completo consulte las memorias de la II Bienal Iberoamericana de Infancias y Juventudes

Tomado de: II Bienal Iberoamericana de Infancias y Juventudes,Relevancia de la comunidad y la familia para una propuesta educativa coherente. pp. 168-172.

Foto de Raul Soto Rodriguez. Tomada de Flickr