Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

¿Qué debemos saber acerca de la cátedra de la paz?

Por Gladys Milena Vargas Beltrán
Magisterio
20/12/2016 - 16:30
0
Foto de Mal Rodríguez. Tomada de Flickr

El decreto 1038 de 2015 indica que todos los colegios y universidades de nuestro país deben tener en su currículo, un espacio dedicado a la Cátedra de la paz. De acuerdo con el decreto, cada institución debe desarrollar dos temas de los doce que se proponen: Justicia y Derechos Humanos; Uso sostenible de los recursos naturales; Protección de las riquezas culturales y naturales de la Nación; Resolución pacífica de conflictos; Prevención del acoso escolar; Diversidad y pluralidad; Participación política; Memoria histórica; Dilemas morales; Proyectos de impacto social; Historia de los acuerdos de paz nacionales e internacionales; Proyectos de vida y prevención de riesgos.

 

+ Lea: Ideas para la construcción de la Paz en Colombia. 

 

Este proceso de selección estaría ligado a factores como el contexto, los procesos de formación llevados a cabo de acuerdo con el modelo y enfoque institucionales, el perfil del ser humano que se quiere formar, la necesidad de educar para el post conflicto pero desde las bases que fundamenten una comprensión del mismo, así como teniendo en cuenta la misión y visión del colegio. Otros elementos a tener en cuenta son la cohesión de los estándares básicos, así como la posibilidad de alinearlos con las competencias de evaluación del área de sociales de la prueba Saber.

ANUNCIO
banner_magisterio_336x280_1.jpg

 

+Conozca la revista La escuela y la paz

 

En este orden de ideas, valdría la pena entonces abrir espacios de trabajo con los docentes, padres de familia, estudiantes, miembros del sector productivo y social, para determinar, antes de comenzar el año escolar, cuáles serían esos dos temas que pueden generar un aprendizaje significativo de la cátedra de la paz en la institución educativa.

 

+Conozca el libro Educación para la paz

 

No es una meta fácil, pero este comienzo de año, posibilita el determinar cómo, quiénes, para qué, por qué y con qué se puede desarrollar este proceso tan importante en cada una de las instituciones educativas de nuestro país.

 

Foto de Mal Rodríguez. Tomada de Flickr