Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

Enseñar al revés

Por José Blas García Pérez - Blog Transformar la escuela
Magisterio
03/08/2018 - 15:30
0
Foto de Pixabay

Hablar de métodos innovadores está de moda y como sabéis me gusta la metodología.

Metodología e investigación han ido siempre unidos. Investigar es aprender activamente. Me gusta conducir por caminos (con todas las curvas y cruces necesarios) que llevan al aprendizaje activo.

Toda la innovación ya está escrita. La renovación también es el objetivo. Replantear los clásicos con vista actualizada es una forma de innovar desde la seguridad. Sin humo.

Me ocurre desde hace algún tiempo que ya no puedo ser el maestro que fui, hacer las "cosas"como antes. Me he puesto líneas rojas, me he puesto señales de prohibido el paso en alguno caminos. Me he enganchado a una cuerda que ya no suelto. Ir para atrás ..ni para tomar impulso.

A veces es complicado comentar las ideas, mi posición ante la enseñanza y la forma que facilitó el aprendizaje. Para compartirlo con mis alumnos universitarios  y con mis compañeros de los cursos de formación, me gusta hacerlo desde analogías, pequeñas comparaciones, cuentos simulados.... Sí. a veces también, con un toque divertido y llamativo. Que les haga reaccionar.

Para llegar a la idea de lo que supone aprendizaje activo y cambio de miradas, hay una metáfora que utilizo y que he bautizado "enseñar al revés". Quiero compartirla con vosotros.

Podría llamarla  modelo TB (las siglas de "Teach Backwards" en traducción googleana). Incluso a veces pienso que podría ser  una pariente pobre  del  "flipped learning". Los nombres me importan poco y solo los utilizo para reconocer de qué hablamos. "... recuerda..."enseñar al revés" . comento a mis alumnos cuando me hacen propuestas de enseñanza tradicional (qué. hay que ver el trabajo que les cuesta ver otras opciones, romper  y ser creativos en educación...)  Obviamente me interesa más el sentido que la denominación.

Un camino siempre en la búsqueda activa de nuevo conocimiento

Enseñar al revés tiene una clave muy sencilla: cambiar el proceso habitual, que tiene un corte puramente deductivo por otro, que tiene una base inductiva y constructiva. 

A mis alumnos les digo que "el truco" está en no dar la soluciones al principio.  Nos es caprichoso, intento buscar bases neurocientíficas. Se trata de no descubrir el misterio, no perder la motivación y la sorpresa en la primera frase, como lo suelen hacer los libros de texto: Concepto o definición- demostración - repetición- comparación con modelo-comprobación en examen. Los libros de texto suelen romper la magia de la sorpresa.

Están basados en un método deductivo. Partimos de las conclusiones generales para llegar a las explicaciones particulares. Partimos de la definición y el análisis de los teoremas, leyes, postulados y principios de aplicación universal y los aplicamos a casos concretos. Ya sabemos qué ocurre. Solo lo  plicamos.

Es el modelo libros de texto. Siempre comienzan por el hecho, la  definición, la fórmula o el ejemplo con solución de aquello que debemos hacer.  El libro de texto, además, nos instiga a reproducirlo, utilizarlo y repetirlo, para memorizarlo, varias docenas de veces en ejercicios como método de ejercitación del aprendizaje. A veces, incluso a copiarla, cual denostado corta y pega del internet..incluso sin comprender el qué , ni mucho menos el  para qué.

Un sistema que nos ha metido entre ceja y ceja el modelo de libros de texto y que ha degenerado en "la desprofesionlización" total del profesorado. Si incluso hay libros de textos con las soluciones para el profesor. ¿Cómo vamos a ser orientadores, si no hay orientación...si todo está escrito y definido?

ANUNCIO
banner_magisterio_336x280_1.jpg

En cambio, enseñar al revés tiene que ver más con el método inductivo. Utilizamos la razón, la comparación, el ensayo error y el razonamiento para obtener conclusiones cuya aplicación sea de carácter general.

Este camino nos permite partir de lo concreto, lo cercano, lo individual, e incluso, tangible, para llegar a conclusiones más universales, generales y abstractas. En su recorrido puedes permitir que fluya la intriga y el interés a medida que vas proponiendo y proponiéndote retos. 

El papel del docente consiste en ir dejando pistas para que el alumnado construya su camino, y que le permanezca la motivación intrínseca  y la pasión por la búsqueda continua.

¿Qué es aprender sino buscar infinitamente?

En realidad,  enseñar al revés es otra forma de afianzar aquello que, en otra entrada, denominé "enseñar sin explicar".

Formular preguntas, crear hipótesis, refutarlas, falsearlas y deducir conclusiones. Análisis y síntesis, ensayo-error, investigación-acción... muchos son los caminos que nos llevan a enseñar partiendo de la aplicación y llegando a la regla, tomando la actividad del alumnado como motor del aprendizaje.

No, ya no sirve de nada dar definiciones y reglas y luego aplicarlas sin fallo. El aprendizaje real tiene más que ver con los errores, los descubrimientos y las construcciones colectivas; con las definiciones propias, la aproximación a la norma y las reglas consensuadas.

Contar el final de la película nada más comenzar

¿Os imagináis que todas las historias en el cine, comenzarán  con el desenlace y que luego intentaran explicarnos cómo llegó hasta allí? Las  historias perderían  gran parte ( o totalmente) de su interés?

A lo mejor esto no es enseñar al revés... y el revés fue siempre como lo hicimos.

 

Tomado de:  Tomado de: Blog Transformar la Escuela

Foto de Pixabay