Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

Didáctica bio/psico/social: más allá del paradigma tradicional.

Por Carlos Andrés Cabrera
Magisterio
11/09/2018 - 16:30
0
Foto de Pixabay

Constantemente en el sector educativo se está trabajando en el acercamiento a lo que se ha denominado en el ámbito estatal “Calidad Educativa”, la cual, se mide a partir de pruebas estandarizadas desde ciertas disciplinas, de una manera disyuntiva y parcial. Ahora bien, en gran parte de las instituciones educativas se realiza un trabajo arduo para innovar en estrategias didácticas que ayuden al mejoramiento de los aprendizajes de sus estudiantes, sin embargo, al realizar una observación simple de la estructura social y política de Colombia, pareciera ser que los frutos de dicha educación no son los más pertinentes.

Con base en lo expuesto, más que una crítica, por medio de este artículo se pretende invitar a directivos docente, docentes, estudiantes y familias a buscar una visión más compleja de los elementos constitutivos del ser humano; es claro que el conocimiento cognitivo es importante, sin embargo, esta dimensión no es única en la conformación bio/psico/social del individuo. De tal manera, en los próximos párrafos se presenta una idea didáctica que pretende ayudar especialmente en la mediación del profesor para el fortalecimiento multidimensional de sus estudiantes en el aula.

En primer lugar, desde el ámbito psicológico, se debe reconocer la importancia de la gestión de las emociones en el desempeño social contextual del estudiante y cómo estas emociones dentro del salón de clases son fundamentales para que se den los aprendizajes vitales que requiere el sujeto en formación. Así lo describe Facundo Manes en su libro Usar el Cerebro, quien asegura que son las emociones las que nos hace humanos. Entonces cabe preguntarse ¿el docente como mediador de aprendizajes le da la importancia suficiente a la gestión de emociones propia y de sus estudiantes?, al parecer no lo suficiente y en la mayoría de los casos por sus experiencias previas a la práctica profesional y en otras por la falta de conocimiento de, por ejemplo, las neurociencias aplicadas a la educación.

Así pues, la interacción psicológica y biológica se puede comprender desde la base conceptual de las neuronas espejo, que de manera muy general se podrían definir como aquellos dispositivos que permite al ser humano interpretar las emociones, pensamientos y posturas corporales de quien está al frente y que además en el entorno educativo se convierte en el elemento fundamental de imitación para el aprendizaje cotidiano a partir de modelos como son los padres o los docentes del niño o joven en formación. Sin embargo, este tipo de conocimiento no es compartido y aplicado en el salón de clase, aun hoy, se mantiene la figura de un docente que en su práctica pone por encima su autoridad y conocimiento disciplinar que la conexión empática que se debe hacer a través del equipamiento cerebral de todo ser humano.

Con base en lo anterior, la didáctica bio/psico/social debe tener como base el conocimiento científico actual de las neurociencias en combinación con el resultado natural de los procesos cerebrales en el comportamiento psicológico y social del sujeto, lo cual, no quiere decir que estrategias didácticas como el aprendizaje basado en proyectos, el aprendizaje basado en problemas entre otros, no tenga valor; por el contrario, si se es capaz de incluir en dichas estrategias el componente bio/psico/social previamente explicado, potenciaría de manera importante un conocimiento significativo, contextualizado y vital. Que bueno tener orientadores (directivos, docentes y padres) que de aquí en adelante le den más relevancia al crecimiento de las habilidades humanas desde las dimensiones éticas, cognitivas, espirituales, corporales, socio-afectivas, comunicativas y no simplemente buscar un éxito basado en calificaciones y resultados disciplinares que no ayudan a los niños y adolescente a ser parte activa y transformadora de la actual sociedad.

Para finalizar, se puede aseverar que la escuela no puede ser un ente alejado de la realidad que concebimos como tal y que esté ausente de los procesos políticos y sociales, no solo en Colombia, sino a partir de la necesidad urgente de concebirnos como ciudadanos del mundo y de un mundo globalizado. De tal manera, la didáctica bio/psico/social, pretende complejizar las prácticas educativas, para que realmente, la escuela sea coherente con lo procesos complejos de la vida cotidiana de cualquier ser humano, en búsqueda, de nuevos ciudadanos que puedan ser parte significativa del desarrollo científico, cultural y social del país y del mundo.

ANUNCIO
banner_magisterio_336x280_1.jpg

Foto de Pixabay